Importancia de la lactancia materna en tiempos de pandemia, causada por SARS-CoV-2.

La leche humana es el alimento óptimo para la nutrición de los lactantes y niños pequeños para la salud del binomio madre-hijo, especialmente en situaciones de emergencia, es por ello que en los hijos de madres con casos sospechoso, probable o confirmado de Covid-19, se recomienda el inicio de la lactancia durante la primera hora de vida y continuar por lo menos hasta los 2 años y aplicar las medidas de bioseguridad para la enfermedad Covid-19 necesarias para prevenir el contagio madre-hijo.




La leche materna contiene anticuerpos que combaten infecciones y estimulan el sistema inmune del bebé. La leche materna es el alimento más seguro en una emergencia, contiene las vitaminas y minerales apropiados para un crecimiento saludable.

No se ha comunicado ninguna contra indicación para brindar la lactancia materna y bien lo apuntan algunos autores y recomienda la OMS, que las madres pueden continuar amamantando en todos los entornos socioeconómicos, pues mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes, y les proporciona beneficios de salud y desarrollo por toda la vida.


Si se confirma que la madre tiene Covid-19 o es una paciente sintomática bajo investigación, debe tomar todas las precauciones posibles para evitar la transmisión del virus a su bebé. Entre estas precauciones se destacan las siguientes:


  1. Las madres deben lavarse siempre las manos con agua y jabón en los momentos críticos, incluso antes y después de establecer contacto con el lactante.

  2. Es preciso limpiar sistemáticamente en toda la casa las superficies con las que la madre haya entrado en contacto.

  3. Si la madre tiene síntomas respiratorios, se recomienda que utilice una mascarilla cuando alimenta o cuida al bebé, si es posible. Como alternativa, se puede utilizar una mascarilla facial adaptable, disponible a nivel local.

  4. La madre y el hijo deben mantener un distanciamiento físico con respecto a otras personas (de por lo menos 1 metro) y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

  5. La madre debe lavar sus manos antes de tocar cualquier saca leche o partes del biberón y seguir las recomendaciones para una limpieza adecuada de estos enseres después de cada uso; y de ser posible, considerar tener a alguien que esté sano para que le dé la leche materna extraída al bebé.


La OMS informó que uno de los aspectos más relevantes es continuar con la promoción de esta actividad pues hasta el momento no se ha encontrado el virus activo del coronavirus en la leche de ninguna madre, en cambio lo que sí está demostrado es que lactancia materna mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes y proporciona beneficios para la salud y el desarrollo que duran toda la vida, además de beneficiar la salud de la madre.


“Las madres deben de estar al tanto de que deben privilegiar la alimentación exclusiva con leche materna, en el caso de existan circunstancias que no permitan el contacto de la madre con el bebé, se debe optar por la extracción de leche. Las fórmulas infantiles siempre serán la última opción para los recién nacidos y deben ser indicadas por el médico pediatra tomando en cuenta las necesidades especiales del infante”

16 vistas0 comentarios

Síguenos

  • Facebook
  • Instagram

© 2020 Clinica HOSPITAL IX'CHEL Riviera Maya.

Todos los derechos reservados

Estamos ubicados en:

Carr. Cancún-Tulum, Mz. 329 Lt 9, Locales 6-10 y 16-20. Edificio Terramar, C.P. 77712, Playa del Carmen, Quintana Roo